Saltar al contenido
A

Características de los nematodos

Nematodos

Los nematodos son un tipo de gusano de cuerpo redondo y largo que, dependiendo de la especie, puede medir desde unos pocos milímetros hasta dos metros. Suelen habitar climas cálidos y tropicales y muchos suelen ser parásitos del ser humano, plantas y animales.

¿Qué son?

Son organismos acuáticos y terrestres, gusanos nematelmintos, que suelen parasitar a otros seres vivos, universalmente se les conoce como gusanos redondos.

Su nombre proviene de las palabras griegas nema y eidés que significan “con aspecto de”.

En el planeta se encuentran cerca de 25000 especies registradas y se estima que existe un número mayor, rozando el medio millón de especies. Es el cuarto filo más grande del reino animal.

Características de los nematodos

Entre las características básicas de los nematodos tenemos que:

  • Son organismos especialmente acuáticos, pero también podemos encontrar algunas especies en la tierra.
  • Algunas especies son de vida libre y otras parasitan plantas, animales y al ser humano. Son los principales responsables de enfermedades de transmisión alimentaria.
  • Su filo es tan numeroso que representa el 90% de todas las formas de vida del océano, habitando cerca de un millón por metro cuadrado, siendo su rol muy importante en el medio ambiente.
  • Si se pudiera retirar toda la materia del planeta tierra, encontraríamos que la capa de nematodos existente sobre ella formaría lagos, valles, colinas y ríos, representando el relieve terrestre.
  • Pueden medir de 1 mm a cincuenta centímetros y hasta dos metros de largo. La hembra de la especie Placentonema gigantissima puede alcanzar los ocho metros y dos centímetros de largo y es la responsable de parasitar la placenta de los cachalotes.

Otras características interesantes de los nematodos son:

Historia

Nathan Cobb, un nematólogo, fue quien describió hasta 1000 especies de estos gusanos y los clasificó como filo Nemata en el año 1919, luego los consideró como la clase Nematoda. Sin embargo, en la actualidad les fue concedido de vuelta su filo, pues no están relacionados con otras especies de gusanos o filos a los que estos pertenezcan.

Según estudios recientes, los nematodos podrían estar relacionados con artrópodos y priapúlidos, llevándolos al superfilo de los animales que mudan, mejor conocido como superfilo Ecdysozoa.

Morfología

Son gusanos de cuerpo alargado, cilíndrico y sin segmentos, son simétricos bilateralmente. Los machos suelen tener un extremo posterior curvado o helicoidal con espículas que emplea para la copula y algunas especies, cuentan con una bolsa caudal conocida como bursa.

En la parte delantera del nematodo podemos encontrar dientes, ganchos orales o placas que le sirven para consumir tejidos. También cuentan con cerdas o papilas, que se cree, son órganos sensitivos.

El exterior del gusano es muy resistente y se conoce como cutícula, de textura lisa, aunque algunas especies presentan rugosidades o estrías.

Bajo la cutícula se encuentran los músculos y un líquido que emplean como esqueleto hidrostático, este líquido se conoce como pseudocele y es empleado para distribuir los nutrientes, los productos a excretar y mantener los órganos sexuales, de hecho, todos los órganos flotan en él.

Los órganos de los nematodos se asemejan a un cordón, en él se encuentran los ganglios, el sistema digestivo con capsula bucal, esófago, intestino y ano. No presentan un sistema circulatorio por lo que el pseudocele se desplaza por presión hidrostática.

Fisiología

Los nematodos tienen una longevidad muy variable según la especie. Algunos viven un mes y otros superan los 10 años. Cuentan además con herramientas que les permiten resistir condiciones adversas.

Muchos nematodos parásitos no cuentan con un sistema respiratorio diferenciado, no presenta ciclo de Krebs pues son anaerobios, sin embargo, pueden utilizar oxigeno si lo encuentran.

Los nematodos de vida libre y los parásitos con estados de vida libre, deben de aprovechar el oxígeno, por lo que si emplean el ciclo de Krebs y cuentan con un sistema de citocromos.

Reproducción

Pueden reproducirse de varias maneras. Cuando son larvas, pueden dividirse en varios organismos mediante un proceso conocido como embriogénesis, durante este proceso se dividen las larvas mediante la fragmentación.

También pueden reproducirse por partenogénesis, es decir, se produce un nuevo individuo sin necesidad de un espermatozoide.

Los nematodos también pueden reproducirse sexualmente. Los machos son más pequeños que las hembras. Los órganos reproductores suelen ser grandes y complejos, los del macho presentan testículos, vasos deferentes, vesícula semanal y conducto eyaculatorio. Copulan con unas espículas o con ayuda de una bolsa o bursa.

Las hembras tienen ovarios, oviducto, receptáculo seminal, útero y vagina. La fecundación, por ende, es interna.

Las hembras pueden poner cientos y millones de huevos, la fecundidad de la especie será proporcional a la complejidad de su ciclo de vida.

Algunos nematodos terrestres son hermafroditas o partenogénicos, los científicos solo han encontrado hembras de ciertas especies y ningún macho.

Las especies hermafroditas desarrollan primero los órganos masculinos y luego los femeninos. Los machos de estas especies son muy escasos por lo que suele darse con frecuencia la autofecundación, los espermatozoides se desarrollan primero y son almacenados, luego, fecundarán al ovulo cuando este alcance su desarrollo completo.

Para mantener la variabilidad genética, algunos machos fecundan a las hermafroditas.

Ciclo biológico

Los nematodos pueden tener dos tipos de ciclo de vida:

Ciclo directo: Se da cuando los nematodos preparasitarios viven libres en el ambiente. Se desarrollan dentro del huevo o al salir del mismo.

Ciclo indirecto: Las larvas infectivas se desarrollan en el huésped intermediario y habitan en varios huéspedes hasta alcanzar el huésped final.

Sistema digestivo

Los nematodos presentan boca y labios y un tubo bucal cubierto de cutícula. El diseño de la boca puede variar, algunos tienen dientes, estiletes, placas, entre otras estructuras. Su faringe es tubular y el espacio interior triangular.

La faringe se mantiene cerrada debido al líquido pseudocele. Para abrirla se contraen los músculos faríngeos. Después de la faringe encontramos un intestino, el cual se conecta por medio de un esfínter. También encontraremos un esfínter entre el intestino y el recto, este, desemboca en un ano simple para las hembras y en una cloaca para los machos.

Alimentación

Los nematodos han evolucionado según su tipo de alimentación, por lo que encontraremos los siguientes métodos para conseguir alimentos:

  • Aspiración: para succionar sangre.
  • Absorción de tejidos destruidos: destruyen los tejidos y los succionan.
  • Absorción de contenido intestinal: destruyen los tejidos intestinales y los succionan.
  • Absorción de nutrientes de líquidos corporales: es una técnica aplicada por las filarias.

Las especies que parasitan plantas poseen un órgano denominado “estilete” lo emplean para pinchar la planta y succionar. Suelen alimentarse del tejido de la raíz, especialmente de los vasos conductores.

Existen también nematodos depredadores de otros nematodos, en estos casos poseen una boca denominada “estoma” que les permite atrapar a su presa y succionar sus líquidos internos.

Excreción

Los nematodos excretan sus desechos como amonio, el cual difunden a través de su superficie corporal. También excretan sustancias por medio del ano y por medio de estructuras especializadas ubicadas en sus vientres, con ello regulan sus iones y osmosis interna.

Órganos de los sentidos

Cuentan con órganos sensoriales sencillos ubicados en la parte delantera de su cuerpo. Los nematodos de vida libre poseen muchos más que los parásitos. Estos se organizan en tres círculos y en los laterales.

Los órganos tienen forma de sedas o papilas y se encargan del tacto, también cuentan con quimiorreceptores que pueden ser un poro y hasta espirales conocidos como afidios en organismos más complejos.

Cuentan con ocelos, aunque puede ser poco frecuente, se ubican a cada lado de la faringe en nematodos acuáticos, les permiten ver y cuentan con una cúpula pigmentaria y cristalino.

Enfermedades humanas causadas por nematodos

Las infecciones por nematodos pueden provocar:

  • Triquinosis.
  • Toxocariasis.
  • Oncocercosis.
  • Filariasis.
  • Estrongiloidiasis.
  • Enterobiasis.
  • Dracunculiasis.
  • Ascariasis.
  • Anquilostomiasis.
  • Anisakiasis.

Clasificación tradicional de los nematodos

Los nematodos presentan características tan variadas y han generado tantas incógnitas entre quienes los investigan que ha sido complicado dividirlos o clasificarlos, sin embargo, el acuerdo más común es dividirlos en dos clases: los adenofóreos y los secernénteos.

Secernentea: son nematodos que viven sobre la tierra, los machos cuentan con un testículo y su aparato excretor tiene forma de tubo. En esta clase existen 700 especies y los siguientes órdenes:

  • Tylenchida.
  • Strongylida.
  • Spirurida.
  • Oxyurida.
  • Habditida.
  • Diplogasterida.
  • Camallanida.
  • Ascaridida.
  • Aphelenchida.

Adenophorea: viven en agua dulce y de mar, algunos pocos viven en tierra. No presentan glándulas fasmidiales y sus órganos sensoriales pueden presentar formas diferentes. Tienen esófago cilíndrico y pueden o no tener aparato excretor. En esta clase se encuentran 2500 especies organizadas en las siguientes órdenes:

  • Triplonchida.
  • Trichocephalida.
  • Mononchida.
  • Monhysterida.
  • Mermithida.
  • Enoplida.
  • Dorylaimida.
  • Desmoscolecida.
  • Desmodorida.
  • Araeolaimida.

Importancia económica

Casi todos los animales y plantas cuentan con nematodos parásitos y afectan al ser humano tanto como parásitos propios como de sus mascotas, animales de cría y cultivos. Muchas enfermedades que no pueden ser controladas son producidas por nematodos y causan pérdidas de miles de millones de dólares.

Se cree que los nematodos pueden acabar con un 10% de los cultivos y pueden dañar a su huésped por sus efectos corrosivos, alterando su crecimiento y haciéndola propensa a infecciones por hongos y bacterias. Para controlarlos se debe invertir en procesos de esterilización de tierra y desarrollo de plantas resistentes.

Pero no todo es negativo, los nematodos descomponen los cadáveres, atacan animales y vegetales perjudiciales para el ser humano, airean el suelo y estimulan la circulación de minerales y sustancias orgánicas para las plantas. Algunos nematodos incluso parasitan insectos y están siendo considerados como una alternativa a los típicos insecticidas químicos.

¿Cómo citar?

Ing. Chirinos A. (S.F.). Características de los nematodos. Disponible en: https://www.caracteristicas.pro/nematodos/