Saltar al contenido
A

Características de los hongos

hongos

Los hongos son organismos eucariotas que pertenece al reino Fungi. No tienen un antepasado común del cual evolucionaron y pueden ser parásitos o vivir sobre materia orgánica. Cuentan con diversas características que conoceremos a continuación.

¿Qué son los hongos?

Son los seres vivos que pertenecen al reino Fungi, palabra que deriva del latín fungus, es uno de los grupos en los cuales se clasifica toda vida conocida.

En el planeta existen más de 144.000 especies diferentes de hongos, entre los que resaltan las levaduras, los mohos y las setas. De todas las especies hongos que existen en nuestro planeta, solo el 5% ha sido estudiada y clasificada.

Los hongos no pueden moverse, tienen una alimentación heterótrofa y presentan células con una pared celular de quinina. Podemos encontrarlos en diferentes hábitats y con variadas formas, desde la típica seta hasta los hongos microscópicos.

Características de los hongos

Entre las características básicas de los hongos tenemos:

  • Son organismos eucariotas que pueden poli-celulares o unicelulares.
  • Crecen en cualquier parte del planeta.
  • Pueden ser positivos o negativos para el ser humano.
  • Pueden reproducirse de manera asexual o sexual a través de esporas.
  • No tienen clorofila.
  • Algunos tienen importancia económica y son empleados para elaborar pan, vino, cerveza, penicilina y otros productos.
  • Consumen una gran variedad de nutrientes que se encuentran en los desechos de otros organismos.
  • Son organismos acidófilos, tienen un pH de 5,6 en su mayoría.
  • Pueden crecer en diferentes temperaturas, entre los 0° a los 55°. Los hongos oportunistas pueden crecer a temperaturas de entre 35° y 40°C.
  • Algunas setas pueden ser consumidas, poseen muchas proteínas y vitaminas y carecen de carbohidratos y grasas, siendo beneficiosos para nuestra dieta.

Otras características claves de los hongos son:

Origen

Los hongos se separaron de los otros reinos hace mil millones de años aproximadamente. Comparten con el reino vegetal la falta de locomoción y algunas estructuras corporales y de los protistas comparte su composición bioquímica.

Son organismos eucariotas, por lo que pertenecen a una rama evolutiva más moderna.

¿Cómo se clasifican?

Se pueden clasificar en:

Hongos saprófitos: Son aquellos que se nutren de la materia orgánica en descomposición. Pueden ser específicos, alimentados de un único tipo de materia orgánica, o generales, consumiendo cualquier tipo de materia orgánica animal o vegetal.

Micorrizógenos: Establecen una relación simbiótica con las plantas, crecen en sus raíces e intercambian nutrientes minerales y agua a cambio de carbohidratos y vitaminas generados por la planta.

Liquenizados: Son organismos simbióticos producto de la unión de un hongo y un alga o cianobacteria. Juntos se proveen de nutrientes y humedad, lo que les ayuda a proliferar mejor juntos que por separado.

Parásitos: Crecen en el cuerpo de otros seres vivos, nutriéndose de ellos y causando a menudo enfermedades leves o mortales.

Reproducción

Los hongos pueden reproducirse de modo sexual y asexual, pero siempre lo harán a través de esporas. Estas, son formas resistentes al medio y cuando existen las condiciones adecuadas, se desarrollan y germinan creando un nuevo ejemplar de hongos.

Las esporas son el equivalente a una semilla. Al encontrar las condiciones adecuadas, crecen muy rápido, tanto, que es visible a simple vista. Por ejemplo, un hongo tropical crece unos 5mm por minuto.

Alimentación

Los hongos son heterótrofos, es decir, no pueden producir su propia comida como las plantas. Para poder alimentarse, asimilan y descomponen la materia orgánica. Para hacerlo crecen en zonas húmedas y oscuras con abundancia de materia orgánica.

Hongos venenosos

Algunos hongos secretan toxinas letales si son consumidas. Muchas inducen taquicardia, cólicos, vómitos, sudor, excreciones sanguinolentas y una descompensación de la presión arterial.

Según la cantidad consumida, una persona puede sufrir daños necróticos en el hígado y los riñones, en casos graves, se requiere un trasplante inmediato.

No existen reglas que nos permitan distinguir hongos venenosos de los comestibles, por lo que es necesario investigar bien las especies antes de consumirlas.

Enfermedades causadas por hongos

En el caso de los hongos parásitos tenemos que estos pueden provocar enfermedades en plantas, animales y seres humanos.

En vegetales y frutas pueden llegar a destruir cosechas enteras. Un claro ejemplo es el tizón del maíz, la roya del trigo o los mildús de la fruta.

Algunas enfermedades en el ser humano son provocadas por hongos, algunas son: Pie de atleta, provocado por el hongo deuteromiceto y la candidiasis, provocada por la levadura Cándida albicans.

Existen hongos que incluso afectan a los insectos. Por ejemplo, el saltamontes de Costa Rica es atacado por los hongos del género Cordyceps, que recubre su exoesqueleto, destruyéndolo poco a poco a medida que lo consume hasta matarlo y envolverlo en una estructura micótica para luego esparcir sus esporas a otros saltamontes.

Importancia biológica y humana

Son importantes para los ecosistemas, pues descomponen la materia orgánica de los suelos, animales y plantas muertas. Es una tarea que comparten con los insectos y las bacterias. Al tratar la materia orgánica, permiten que esta sea consumida por las plantas, dando inicio a la cadena alimentaria.

Para los humanos los hongos son de vital importancia, no solo se consumen las setas, sino que las levaduras son empleadas para producir vinos, cervezas y panes, también, se emplean para elaborar medicamentos como la penicilina. Además, en algunas culturas ciertos hongos alucinógenos tienen una gran importancia ritual.

¿Cómo citar?

Ing. Chirinos A. (S.F.). Características de los hongos. Disponible en: https://www.caracteristicas.pro/hongos/