Saltar al contenido
A

Características de los Homo Sapiens

Homo Sapiens

Homo Sapiens es el nombre científico por el cual se conoce nuestra especie, la última en evolucionar del género Homo. Somos descendientes de primates que se irguieron sobre sus extremidades traseras y descendieron de los árboles, marcando nuestra evolución. El Homo Sapiens presentó una elevada inteligencia que le permitió adaptarse y sobrevivir en el mundo hasta hoy.

¿Qué son?

El Homo Sapiens es la especie humana actual, la cual, se desarrolló hace 200000 años durante el Paleolítico superior y ha evolucionado hasta nuestros días. Los Homo Sapiens más antiguos descubiertos han sido los restos de Omo I, denominados los hombres de Kibish, en Etiopía, tienen cerca de 195 000 años de antigüedad.

A su vez, la evidencia más antigua de un comportamiento que podríamos considerar moderno tiene 165000 años de edad y fue descubierta en Sudáfrica en Pinnacle Point.

Características de los Homo Sapiens

Entre las características más básicas del Homo Sapiens tenemos:

  • Volumen craneal de entre 1.500 y 1.600 cm³, frente elevada, carencia de arco supraorbital, dientes pequeños, barbilla pronunciada y mandíbula corta.
  • Capacidad para asociar ideas y el habla.
  • Debido a sus elevadas capacidades, pudo superar a otras variedades de Homo Sapiens de la región, incluyendo al Neandertal.
  • Abandonó el Viejo Mundo y migró a América y Oceanía hace 55.000 años.
  • Fabricaron herramientas compuestas.
  • Con ellos inició el desarrollo de las creencias religiosas.

Evolución

Los seres humanos no hemos evolucionado directamente de los monos, el Homo Sapiens tiene como antecesores al Homo Antecessor, el Homo Ergaster, el Homo Habilis y mucho más atrás en el pasado, encontraremos el antecesor que tenía características humanas y de mono, una criatura que según los científicos vivió en África hace 5 a 11 millones de años conocida como el “Eslabón perdido”.

Se cree que esta criatura es el Nakalipithecus Nakayamai, que fue descubierto por arqueólogos japoneses en Kenia. Se estima que tiene una antigüedad de 10 millones de años.

A partir de este antepasado inició la evolución en dos ramas diferentes, una pasaría a ser los chimpancés, gorilas y bonobos que conocemos (simios) y una daría lugar al ser humano (homínidos).

El primer homínido bípedo fue el Australopithecus, no superaba el metro veinte de altura y pesaba solo 30 kg. El primer Australopithecus encontrado en Etiopía fue llamado Lucy.

A este ser le siguió el Homo Habilis, el cual, por el desarrollo de pastizales, tuvo que erguirse aún más para divisar el peligro. Se cree que podía hablar. Su cerebro era más grande que el de su antepasado. Consumía frutas, vegetales y carne, era un carroñero. Sus restos fósiles fueron encontrados en la Garganta de Olduvai en Tanzania, junto a las primeras herramientas.

También existió un homínido conocido como Homo Erectus o Pithecanthropus Erectus, se creía un representante directo de nuestra especie, pero nuevos estudios han establecido que se trata de un tipo de austratopithecus. Se desarrollaron y poblaron vastas regiones del planeta, tenían un cerebro superior al del Homo Habilis, descubrieron el fuego y fabricaron la primera hacha de mano.

Luego surgió el Homo Sapiens sapiens, con características similares al Homo Sapiens, pero una capacidad craneal menor.

Características sociales

Entre las características sociales del Homo Sapiens tenemos:

  • Gran capacidad para organizarse en grupos para cazar animales de mayor tamaño.
  • Empleo de herramientas de piedra pulida y otras técnicas para la confección de herramientas.
  • Empleaban las pieles de los animales cazados en lugar de fibras vegetales para confeccionar vestidos. Desarrollaron la costura con agujas de hueso mejoradas.
  • Cuando aún eran nómadas construyeron refugios temporales mucho más efectivos contra los depredadores y la naturaleza.
  • Mejoraron el manejo del fuego y lo aplicaron a diferentes aspectos de su vida diaria.
  • Mejoraron el arte, especialmente la pintura y la música.
  • Empezaron a domesticar animales como el perro.
  • El lenguaje y la comunicación fueron mucho más claros, transmitiendo información de generación en generación.

Homo Sapiens: Características físicas

El Homo Sapiens apareció a finales del Paleolítico y evolucionó a lo largo del Neolítico durante toda la Prehistoria. Con la llegada de la escritura y el final de la Edad de los Metales se da inicio a la Historia. Esto quiere decir que nuestra especie tiene cerca de 200000 años de antigüedad y que presentamos cambios debido a la evolución.

Entre las características físicas del Homo Sapiens se tiene:

  • El peso rondaba los 60 a 70 Kg.
  • El vello corporal es mucho menor al de los antepasados, solo queda el vello necesario para proteger ciertas partes del cuerpo.
  • La altura media era de 1,60 a 1,70 metros, los hombres eran más altos que las mujeres.
  • La visión mejora en lo que respecta a la calidad de los colores, la puntería y la precisión.
  • Las cejas son menos pronunciadas y los ojos son más centrados.
  • Tenían una elevada capacidad craneal, cerca de 1600 cm3, esto provocó que tuviéramos una frente más amplia.
  • Totalmente bípedos, las manos están libres para las actividades diarias.
  • Una mandíbula más corta con dientes pequeños, la barbilla es más pronunciada, con forma de V en lugar de U.

Homo Sapiens: Características culturales

Contaban con la capacidad para memorizar, razonar y comprender cosas, por lo que mejoraron las actividades desarrolladas por sus antepasados, los Homo Sapiens Sapiens, esto les llevó a desarrollar la agricultura y la ganadería.

Empezaron a pulir las piedras en lugar de tallarlas y desarrollaron herramientas útiles para la agricultura.

El Homo Sapiens del neolítico empezó a establecerse de forma permanente, pasaron de ser sedentarios a nómadas. Crearon poblados y asentamientos en diferentes lugares del planeta. Los más conocidos fueron los de Oriente Medio, en el valle del río Indo, en la zona de Anatolia y Creta. También llegaron a América y Oceanía y se establecieron en dichos continentes.

Con la llegada del sedentarismo, construyeron casas de adobe y paja secadas al sol, luego crearon hornos para obtener materiales más resistentes. Decoraban el interior de sus hogares no solo con herramientas sino con tapices y alfombras.

Debido al tiempo libre que gozaban empezaron a desarrollar el arte, empezaron a tejer, a desarrollar la música y la pintura. Sus dibujos pasaron a ser precisos y geométricamente correctos. Desarrollaron la cerámica al mezclar diferentes minerales y secarlos en sus hornos, además, empezaron a decorarla con pinturas y dibujos.

Alimentación

Nuestra alimentación se fue modificando conforme evolucionábamos. Nuestros ancestros llevaban una dieta rica en vitamina C, por lo que perdimos la capacidad de sintetizar dicha vitamina, además, también perdimos la capacidad de digerir la celulosa.

Estas carencias llevaron al Homo Sapiens a metabolizar el almidón con rapidez para obtener energía, esto ayudaría al desarrollo cerebral.

Su dieta era variada y nutritiva, pues conocían el fuego y lo dominaban. Eran cazadores nómadas, consumían mariscos y pescados, renos, mamuts, bóvidos y rinocerontes.

El Homo Sapiens conocía las plantas medicinales y las empleaban para aliviar enfermedades.

Cuando existía carencia de alimentos, recurrían al canibalismo, consumían la carne, el tuétano y hasta el cerebro de sus muertos con tal de preservar su alma según sus arcaicas creencias.

Aparición del Lenguaje Simbólico

Algunas investigaciones han demostrado que el lenguaje no es exclusivo de los seres humanos y que muchos animales lo emplean con éxito, sin embargo, el lenguaje humano cuenta con características especiales:

Recientes investigaciones sobre los primates han demostrado que muchas de estas características no son sólo y exclusivas de los seres humanos. No obstante, se puede afirmar con cierta seguridad que el lenguaje humano posee características especiales.

Según los científicos, nuestro lenguaje complejo se debe a una zona del cerebro conocida como área de Broca. Hasta que no evolucionó esta zona, nuestro lenguaje era similar al animal.

Se cree que fueron los Neandertales los que iniciaron el lenguaje y desde ahí evolucionó, hasta que hace 40000 años atrás se desarrolló el lenguaje tal y como lo conocemos, evolucionando rápidamente.

El Homo Sapiens perdió la capacidad de comer y respirar a la vez a cambio de poder hablar, pues nuestra tráquea no se cierra de forma estanca y la laringe se encuentra muy baja, lo que le deja espacio a las cuerdas vivales para producir sonidos claros y nítidos.

La elevación de la bóveda del paladar facilita el lenguaje oral y el Homo Antecessor ya contaba con esta característica y otras necesarias para hablar o comunicarse con un lenguaje simbólico. Aunque, el Homo Habilis, una especie anterior, transmitía sus conocimientos sobre la fabricación de herramientas toscas, así que se sospecha que también podía emplear un lenguaje simbólico simple.

Herramientas

Esta especie empleó herramientas de piedra complejas y transmitió su confección y uso a sus descendientes, evidenciando así, un pensamiento complejo e incluso, manejo del lenguaje.

En Sudáfrica se encontraron cuchillas de piedra talladas de unos 50 mm que se cree, fueron utilizadas para elaborar a su vez, otras herramientas como lanzas y flechas.

Elaboraban finas y largas hojas de piedra con un borde romo por un lado para acoplarlas en ranuras de piedras y madera, construyendo armas ligeras que podían arrojar, como flechas, lanzas y propulsores de dardos. Esto redujo las muertes y heridas durante las cacerías.

Trataron muchas piedras con fuego y llevaron sus herramientas durante las migraciones, lo que les daba una mayor ventaja de supervivencia, superior a la de los neandertales.

Religión y creencias del Homo Sapiens

Cuando su historia iniciaba, el Homo Sapiens enterraba a sus muertos bajo monumentos de piedra conocidos como menhires y dólmenes. Algunas especies anteriores también contaban con ritos funerarios, pero el Homo Sapiens profundizó mucho más los temas religiosos.

Principios del comercio

El Homo Sapiens inició el comercio cerca del final de Neolítico, cuando empezó a dominar los metales y dio inicio a la Edad de los Metales, esto y los avances en la agricultura, ganadería y manejo de la cerámica, propició el comercio y el intercambio de bienes con otras poblaciones.

¿Cuándo apareció el Homo Sapiens?

El Homo Sapiens actual tiene una edad aproximada de 40000 años y se cree que nuestros ancestros (o pre-sapiens) aparecieron hace 400000 años en África, esto según los restos más antiguos de fósiles encontrados en la costa este de Marruecos.

¿Dónde surgió el Homo Sapiens?

Conocer el origen de nuestra especie es complicado y los científicos dividen sus opiniones en dos teorías:

Poligenismo: El Homo Sapiens surgió como una especie conectada al Homo Erectus en diferentes regiones, razón por la cual existen diferentes razas. Esta teoría tiene bases en diferentes hallazgos científicos y en una gran diversidad de pseudociencias.

Monogenismo: Es la versión más aceptada por científicos, establece que el Homo sapien surgió en África y luego migró al mundo entero, diferenciándose por razas según sus adaptaciones al medio.

¿Cómo es su clasificación zoológica?

El ser humano es un organismo eucariota y cordado, pertenecemos al orden de los primates junto a los chimpancés, gorilas, oruangutanes, gibones y los bonobos.

Pertenecemos a la superfamilia Hominoidea (hominoideos), a la familia Hominidae (homínidos), a la subfamilia Homininae, a la tribu Hominini (homininos) y al género Homo (humanos).

¿Cómo citar?

Ing. Chirinos A. (S.F.). Características de los Homo Sapiens. Disponible en: https://www.caracteristicas.pro/homo-sapiens/