Saltar al contenido
D

Características de Don Quijote

Don Quijote de la Mancha es una novela escrita por el escritor español Miguel de Cervantes Saavedra. Es la obra más destacada de la literatura española y una de las principales de la literatura universal. Representa la primera novela moderna y la primera novela polifónica, logrando ejercer un gran influjo en la narrativa europea.

¿Quién es Don Quijote?

Conocido como Don Quijote de la Mancha y apodado como “El caballero de la triste figura” es el personaje central de la novela. Su nombre real es Alonso Quijano, y es el personaje central de la novela.

Características

Entre las características más notables de esta obra tenemos:

  • Consta de dos partes. La primera se titula: El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, y fue publicada con fecha de 1605, aunque fue impresa en 1604 año en el que fue leída en Valladolid. La segunda parte titulada: El ingenioso caballero Don Quijote de la Mancha fue publicada en 1615.
  • Esta novela cuenta con un gran sentido humano. Sus personajes no son rígidos, sino que cuentan con su propia vida.
  • El valor más importante de esta novela proviene del hecho de que se considera como la síntesis de dos orientaciones, a valoración de los ideales y la conciencia de la realidad.
  • En vida del autor se produjeron dieciséis ediciones de esta obra.
  • Esta novela representa la concepción del amor caballeresco sustentándose en la tradición del amor cortés.
  • La construcción de esta obra se sustenta en el artificio narrativo del manuscrito encontrado.

Resumen de Don Quijote de la Mancha

La novela inicia describiéndonos a un hidalgo pobre, oriundo de un lugar desconocido de La Mancha y que enloquece leyendo libros de caballerías hasta que pasa a creerse un caballero medieval.

Se coloca un nombre muy sugerente: Don Quijote de la Mancha y bautiza a su caballo como Rocinante. Se dedica a reconstruir las armas de sus bisabuelos y escoge una dama de la cual enamorarse. Luego, sin que nadie lo vea se lanza al campo.

En el camino recuerda que no ha sido nombrado caballero, por lo que al llegar a una tienda, que el confunde con un castillo y al vendedor con un castellano y a unas prostitutas como damas decide convencer al pasadero para que lo arme caballero.

En una ceremonia, Don Quijote es armado caballero y reanuda su viaje. Atraviesa tragicómicas aventuras en las cuales, llevado por su bondad e idealismo busca solucionar agravios y ayudar a los desfavorecidos y desventurados.

Su gran amor platónico es la dama Dulcinea del Toboso, quien es en realidad una moza labradora muy hermosa llamada Aldonza Lorenzo. En una de sus aventuras reta a un grupo de comerciantes (que él ve como caballeros) a que reconozcan a Dulcinea como la más bella del mundo. Es apaleado y lo encuentra un vecino suyo que lo regresa a su aldea.

En el pueblo su sobrina y el ama de casa lo curan mientras que el cura y el barbero del lugar limpian la biblioteca de Don Quijote y queman todos los libros de caballería, haciéndole creer que fueron unos encantadores que desaparecieron sus libros. Los encantadores es un recurso muy utilizado por el Quijote para explicar sus fracasos.

Tras recuperarse, Don Quijote requiere los servicios como escudero de su vecino, Sancho Panza, un labrador, a quien promete grandes ganancias.

En compañía de Sancho Panza, Don Quijote se lanza de nuevo al campo y se encuentra con unos gigantes, que no son más que molinos de viento.

A partir de este momento, Don Quijote y Sancho viven muchísimas aventuras, la mayoría de las cuales terminan muy mal. Una de las aventuras más disparatadas de todas se da cuando Don Quijote confunde a un rebaño de ovejas con dos ejércitos que van a combatir.

Don Quijote envía a Sancho con una carta a Dulcinea, por lo que este debe partir a Toboso. En el camino se encuentra con el cura y el barbero. Sancho regresa con Don Quijote y lo convence de haber entregado la carta.

En este punto aparece Dorotea, una mujer que busca ajustar cuentas con un hombre que le arrebató su honra. Sancho, el barbero y el cura convencen a Dorotea para participar en un plan para regresar a don Quijote a su aldea.

Dorotea se hace pasar por una princesa llamada Micomicona quien pide la ayuda de Don Quijote para matar a un gigante que aterroriza su reino. Es así como guía a Don Quijote de regreso a la posada donde tuvo lugar una de sus desventuras.

En esta posada concluyen muchos personajes secundarios, ocurre la famosa batalla de los cueros de vino tinto, a los cuales Don Quijote confunde con gigantes. Finalmente, entre todos se ponen de acuerdo para atarlo y convencerlo de que ha sido encantado. Lo depositan en una jaula y lo trasladan a la aldea. Donde nuevamente será atendido por su sobrina y el ama de llaves.

Es aquí donde termina la primera parte de las aventuras de Don Quijote.

La segunda parte consta de 74 capítulos, en esta etapa Don Quijote y Sancho son famosos por el éxito editorial que tienen sus aventuras. Algunos de los personajes que aparecerán en esta etapa los reconocen.

En esta parte, Don Quijote empieza a prepararse para seguir sus aventuras. El cura y el barbero junto al bachiller Sansón Carrasco, urden un nuevo plan para recluir a Don Quijote en la aldea.

De nuevo Quijote le promete a Sancho riquezas y el puesto de gobernador a cambio de su compañía. Sancho se obsesiona con la idea de cambiar de estatus, ganándose la burla de su esposa Teresa Panza.

Así inicia la tercera salida, ahora con el objetivo de visitar a Dulcinea, lo que pone en un aprieto a Sancho, quien teme que su mentira sea descubierta. En un arrebato de ingenio, Sancho engaña a su señor haciéndole creer que Dulcinea ha sido encantada y la hace pasar por una tosca aldeana.

Don Quijote atribuye esto a los encantadores y se decide a revertirlo. Deprimido, Don Quijote continúa su camino.

Una noche se encuentra con un supuesto caballero que se denomina a sí mismo como el Caballero de los Espejos y quien es el bachiller Sansón Carrasco disfrazado. Este caballero presume de haber derrotado a Don Quijote, lo que provoca un desafío.

El caballero de los Espejos acepta e impone como condición que si vence, Don Quijote regresará a su aldea. La batalla es ganada por Don Quijote, y el bachiller debe alejarse humillado. Esta victoria sube el ánimo de Don Quijote, por lo que continúa su camino.

Una serie de aventuras siguen en esta parte, nos encontramos con episodios autoconclusivos llenos de historias satíricas y parodias. Incluso, llegan a ser acogidos en un castillo y entran en contacto con la alta nobleza española. Los cortesanos y nobles se encargan de urdir escenas medievales para entretenimiento de  los duques del castillo. Sancho y Don Quijote son considerados simples bufones aunque ellos no lo creen y confían hasta el final en los nobles.

Al abandonar el castillo Sancho y Don quijote se dirigen a Barcelona. La trata cambia completamente y el personaje principal participa cada vez menos. Cerca del final, ya la locura de Don Quijote no divierte y se acerca el momento más dramático, cuando es vencido por el caballero de la Blanca Luna, quien desafía al Quijote a un duelo por asuntos de damas.

La batalla es rápida y Don Quijote cae en la arena derrotado. Este caballero era en realidad el bachiller Sansón Carrasco disfrazado, quien obliga al Quijote a regresar a su pueblo y no salir en un año.

El regreso es muy triste y Sancho busca subirle el ánimo a su señor. Don Quijote llega a pensar en cambiar su obsesión por la de convertirse en un pastor. Cuando llegan a la aldea, Don quijote enferma y retorna a su mente la cordura. Muere de pena.

Frases de Don Quijote

“En efecto, rematado ya su juicio, vino a dar en el más extraño pensamiento que jamás dio loco en el mundo, y fue que le pareció convenible y necesario, así para el aumento de su honra como para el servicio de su república, hacerse caballero andante…”

“-La ventura va guiando nuestras cosas mejor de lo que acertáramos a desear; porque ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o poco más desaforados gigantes con quien pienso hacer batalla, y quitarles a todos las vidas, con cuyos despojos comenzaremos a enriquecer: que esta es buena guerra, y es gran servicio de Dios quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra.”

“-Mire vuestra merced-respondió Sancho-, que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que volteadas del viento hacen andar la piedra del molino.”

“Y en diciendo esto, y encomendándose de todo corazón a su señora Dulcinea, pidiéndole que en tal trance le socorriese, bien cubierto de su rodela, con la lanza en ristre, arremetió a todo el galope de Rocinante, y embistió con el primer molino que estaba delante; y dándole una lanzada en el aspa, la volvió el viento con tanta furia, que hizo la lanza pedazos, llevándose tras sí al caballo y al caballero, que fue rodando muy maltrecho por el campo. Acudió Sancho Panza a socorrerle a todo el correr de su asno, y cuando llegó, halló que no se podía menear, tal fue el golpe que dio con él Rocinante…”

“Dulcinea del Toboso es la más hermosa mujer del mundo, y yo el más desdichado caballero de la tierra, y no es bien que mi flaqueza defraude esta verdad. Aprieta, caballero, la lanza, y quítame la vida, pues me has quitado la honra.”

Personajes de Don Quijote

A pesar de presentar numerosos personajes podemos presentar a los principales:

Alonso Quijano, “Don Quijote”: Es el protagonista de la historia junto a Sancho. Es un buen hombre de 50 años, vendió sus tierras para comprar todos sus libros sobre aventuras de caballeros y enloquece por eso.

Sancho Panza: Es el escudero de Don Quijote, monta en un burro y lo sigue porque este le hizo la promesa de convertirlo en gobernador de una “ínsula”.

Rocinante: Es el Caballo de Don Quijote, está igual de viejo que su dueño.

Dulcinea del Toboso: Es la amada imaginaria de Don Quijote, porque todo caballero debe tener un amor ideal al cual dedicar sus hazañas.

El cura y el barbero del pueblo: Son amigos de Don Quijote y buscan traerlo de la locura e impedir que ande por el mundo haciendo el ridículo.

El bachiller Sansón Carrasco: Se hace pasar por dos caballeros, primero el “caballero de los espejos” y luego “el caballero de la Blanca Luna”.

¿Cómo citar?

Ing. Chirinos A. (S.F.). Características de Don Quijote. Disponible en: https://www.caracteristicas.pro/don-quijote/