Saltar al contenido
C

Características de la corriente continúa

En materia de electricidad, la corriente continua o también conocida como DC, es un tipo de energía que se transmite en un solo sentido.

Esto, permite que la corriente eléctrica no se disperse y pueda llegar a un máximo de puntos mediante un solo tipo de conector o cables. No es alternativa, dispersa o  limitada, como otros tipos de corrientes.

¿Qué es la corriente continua?

La corriente continua es por donde el flujo eléctrico se moviliza en un solo sentido. Por sus siglas en inglés, se nombra DC, que significa Direct Current. En español también se le puede referir con las siglas más precisas CC.

Características de la corriente continúa

Antecedentes

La CC nace de la búsqueda de los científicos de un tipo de energía que permite acumular los electrones en un espacio más limitado que en comparación a la electricidad provocada por la misma naturaleza, además de poder manipular la carga magnética por medio de un circuito que fuese en una sola dirección.

Movimiento

Como su nombre lo indica, la corriente continua se transporta en una sola dirección a través de la movilización de los electrones por un sistema de conducción que permite ubicarlos a todos por igual. Esta capacidad de transporte se mide en siemens (S).

Dinámica magnética

Sumado al movimiento que realizan los electrones en la corriente continua, que es una sola dirección, estos requieren de magnetismo para atraerse entre sí y no perder el ritmo del circuito.

Esto se obtiene mediante la presencia de dos polos opuestos: uno positivo y otro negativo, pero que trabajando en conjunto permitirán que no se dispersen los electrones y se produzca entonces una corriente alterna.

Dirección

Las cargas eléctricas de la corriente continua se desplazan por una misma dirección desde el polo de mayor carga, hasta el polo distinto o de menor carga eléctrica por medio de la fricción entre los átomos cargados de poder.

Ejemplos de la corriente continua

Entre los primeros inventos que integran la corriente continua para su funcionamiento y que aún se utilizan en la modernidad pese a los distintos tipos de corrientes ya fundamentadas, se destacan:

  • Las pilas inventadas por Alessandro Volta en el siglo XIX.
  • Generadores de corriente eléctrica inventado por Thomas Edison en el siglo XIX.
  • Computadoras mediante una fuente de poder que le brinda energía a través de una corriente única.
  • Linternas de batería.
  • Ventiladores de pila.
  • Cargador de un teléfono.
  • Cuando en el hogar un cable eléctrico se conecta a un solo televisor para encenderlo, se está haciendo uso de la corriente continua de una sola dirección.
  • Las dinamos, que son generadores eléctricos de una sola dirección, es decir que las dinamos son las cargas eléctricas de la corriente continua ya que transforma el flujo en energía.

Más que un artículo o material, son la fuente de poder integradas en los átomos que se combinan para lograr fricción en su desplazamiento y finalmente la carga energética.

Ventajas de la corriente continúa

Relativamente la utilización de la corriente continua y a su vez de los aparatos que la integran para su funcionamiento, es el bajo coste que resulta la manutención de los mismos, ya que se requiere de pilas que son de larga duración, puesto que al momento de utilizar la energía se encienden, y cuando no se encienden, se mantienen en reposo, por ejemplo una linterna.

Como si fuera poco, al ser carga eléctrica para un solo aparato, no se gasta o se dispersa la electricidad como pudiese pasar con las corrientes alternas que se utilizan para diversas funciones al mismo tiempo.

¿Cómo citar?

Ing. Chirinos A. (S.F.). Características de la corriente continúa. Disponible en: https://www.caracteristicas.pro/corriente-continua/