Saltar al contenido
A

Características de los antónimos

Los antónimos son aquellas palabras que significan lo contrario. Pertenecen a la misma categoría gramatical que los sinónimos.

¿Qué es un antónimo?

Se les conoce también como antonimia y son aquellas palabras que tienen un significado opuesto o contrario. Existen antónimos que pueden ser sustantivos o verbos.

Los antónimos pueden clasificarse en tres tipos, graduales, recíprocos y complementarios.

Características de los antónimos

Entre las características de los antónimos tenemos:

  • Son escalares.
  • Muestran diversos grados de una propiedad variable, es decir, pueden indicar color, temperatura, longitud, peso, velocidad, entre otras.
  • Son opuestos y se presentan en la misma medida, por ejemplo Grande/Pequeño, Muy grande/Muy pequeño.
  • No dividen dos realidades contradictorias, es decir, puedes decir que algo no es muy caliente ni muy frío, estableciendo un valor que se encuentra entre ambos.

Antónimos ejemplos

A continuación te presentamos algunos ejemplos de antónimos:

  1. Abandono: Cuidado.
  2. Abrir: Cerrar.
  3. Aburrido: Entretenido.
  4. Activo: Pasivo.
  5. Alterado: Sereno.
  6. Ancho: Angosto.
  7. Atrevido: Tímido.
  8. Bendecir: Maldecir.
  9. Blando: Duro.
  10. Cóncavo: Convexo.
  11. Construir: Destruir.
  12. Continuar: Interrumpir.
  13. Contratar: Despedir.
  14. Día: Noche.
  15. Difícil: Fácil.
  16. Dormido: Despierto.
  17. Elogiar: Insultar.
  18. Experto: Novato.
  19. Feliz: Triste
  20. Formal: Informal.
  21. Guerra: Paz.
  22. Ingenuo: Sagaz.
  23. Ingreso: Egreso.
  24. Realidad: Ficción.
  25. Recordar: Olvidar.
  26. Refinado: Vulgar.
  27. Vivo: Muerto.

Antónimos complementarios

Son palabras que eliminan el significado de su antónimo porque solo puede existir una a la vez. Un ejemplo es “Vivo” y “Muerto” o “Casado” y “Soltero” No puedes estar casado y soltero a la vez, o vivo y muerto al mismo tiempo.

Antónimos recíprocos

Son palabras que implican el significado de la otra, es decir, una no puede existir sin la otra. En este caso, podemos encontrar los verbos “comprar” y “vender” ya que no puedes comprar si alguien no está vendiendo.

Antónimos graduales

Son aquellas palabras que se oponen entre sí de manera gradual. Esto quiere decir que existen más de dos palabras que forman un grupo y tienen significados similares, solo que en diferentes grados.

Un ejemplo de esto son blanco y negro, en el centro se encuentra el gris. También tenemos el calor y el frio, porque también tenemos templado, tibio, helado, gélido, ardiente.

¿Cómo citar?

Ing. Chirinos A. (S.F.). Características de los antónimos. Disponible en: https://www.caracteristicas.pro/antonimos/